728x90 AdSpace

Artículos
jueves, 10 de agosto de 2017

Inyecciones de labios: lo que hay que saber

Angelina Jolie podrá tener unos labios carnosos naturales que más de una desearía tener, pero en realidad fue Kylie Jenner quien hizo de una boca voluptuosa una tendencia, hasta el punto de que las inyecciones de labios (método que ella utilizó para conseguir los suyos) se han convertido en uno de los procedimientos cosméticos más solicitados de los últimos años (por no hablar de aquel famoso y peligroso reto donde la gente succionaba sus labios con una botella para lucir como ella y hubo varios heridos).

f¿Pero es realmente seguro este procedimiento? ¿En qué consiste? ¿Qué consecuencias puede tener en un futuro? ¿Es recomendable que chicas tan jóvenes recurran a estas inyecciones?

Lo primero que hay que aclarar es que no todas las mujeres son buenas candidatas; por ejemplo, no es recomendable si eres diabética, sufres de herpes en la zona o eres muy alérgica. En cuanto a la edad, ciertamente los doctores recomiendan que, en todo caso, se lo hagan más las mujeres maduras que, por el proceso natural de envejecimiento, han perdido volumen en los labios.

Sin duda, lo más importante es que consultes con un especialista (entiéndase dermatólogo, cirujano plástico o esteticista en este caso) y le hagas saber tus inquietudes y expectativas, ya que aunque estas inyecciones no dan resultados permanentes, sí puede haber infecciones o deformaciones si hay una mala práctica. Además, él es quien te recomendará un tamaño de labios apropiado según tu forma de rostro y rasgos (lo siento, puedes llevar fotos de Angelina de referencia, pero no necesariamente es lo que te queda bien a ti, así que es bueno escuchar al experto).

El otro siguiente gran paso es escoger la sustancia que te van a inyectar. Actualmente, se recomienda mucho el ácido hialurónico tanto por su efecto “natural” (que dura unos seis meses) como por la capacidad de poder revertir el resultado de forma inmediata inyectando una enzima llamada hialuronidasa.

Finalmente, si decides hacerlo y eres apta para las inyecciones, el procedimiento es bastante corto (entre 15 y 20 minutos), no es muy doloroso (aunque igual algunos doctores colocan algo de crema anestésica tópica) y los resultados se pueden apreciar prácticamente de forma inmediata.

Particularmente, creo que el problema es que algunas celebridades hacen ver esta microcirugía como “poca cosa”. Un aumento de labios puede cambiar radicalmente tu apariencia, tiene riesgos (pocos, pero los hay) y no es algo que se deba hacer simplemente porque está de moda ni mucho menos para encajar en cierto estereotipo de imagen física.

Además, hay algunos truquitos menos invasivos que también te darán unos labios más rellenitos aunque sea por un par de horas. Se los comparto:

– Frotar tus labios por un par de minutos con sal o crema dental con la ayuda de un cepillo de dientes limpio.

– Comprar de esos labiales o bálsamos que prometen hinchar tus labios gracias a una fórmula especializada.

– Delinear tus labios ligeramente por fuera de su línea natural y pintarlos con tonos claros o nudes (preferiblemente de acabado brillante).

– Resaltar el arco de cupido con un ligero toque de iluminador.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Inyecciones de labios: lo que hay que saber Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos