728x90 AdSpace

Artículos
lunes, 7 de agosto de 2017

3 oraciones a San Cayetano para pedir por Pan y Trabajo

San Cayetano (1480-1547), fue un sacerdote fundador de la Orden Teatina y uno de los primeros promotores del Escapulario Azul, que se ha convertido en un sacramental cercano y querido de los Padres Marianos de la Inmaculada Concepción.

Cayetano nació en Vicenza en Italia, y su padre era un conde muy rico. Estudió derecho en la Universidad de Padua y se convirtió en abogado. Él era un buen abogado y consiguió un trabajo en las oficinas del Papa en Roma. Pero más tarde, sintiendo el llamado de Dios, decidió que quería ser sacerdote y así lo hizo.

Con el pasar del tiempo se unió a un grupo de hombres humildes y sencillos que se dedicaban a ayudar a los enfermos y a los pobres. Iba por toda la ciudad en busca de gente desafortunada para servirles.

San Cayetano Ayudaba en el hospital cuidando a personas con enfermedades muy desagradables y contagiosas. También animó a todos a ir a la Sagrada Comunión a menudo.

“Nunca seré feliz hasta que vea a los cristianos reunirse para alimentarse con el Pan de la Vida con avidez y deleite, no con miedo y vergüenza”. (San Cayetano)

Sabemos lo importante que es llevar el sustento cada día a nuestro hogar y que, en algunas ocasiones, las situaciones que hemos vivido nos han colocado en una posición poco favorable para conseguir ese trabajo que tanto anhelamos y por el que tanto luchamos.

Dios nos ha capacitado a todos con talentos distintos y suficientes para enfrentar la vida y salir adelante, sea cual fuese la dificultad a la que estemos sometidos.

No debemos desesperar, porque estamos seguro de que Dios tiene planeado ese lugar de trabajo en el que nos vamos a desempeñar y que será un medio de salvación espiritual para Ti y tus futuros compañeros de trabajos.

A continuación te dejamos tres oraciones a San Cayetano para que pidas su intercesión ante el Señor. Adelante, no te rindas jamás ¡ten fe! que ese es el único requisito que tiene Dios para obrar milagros en tu vida.

Glorioso San Cayetano, aclamado por todos los pueblos, Padre de providencia porque socorres con grandes milagros a cuantos te invocan en sus necesidades: acudo a tu altar, suplicando que presentes al Señor los deseos que confiadamente deposito en tus manos.

Haz que estas gracias, que ahora te pido, me ayuden a buscar siempre el Reino de Dios y su Justicia, sabiendo que Dios que viste de hermosura las flores del campo y alimenta con largueza las aves del cielo me dará las demás cosas por añadidura.

En el nombre de Jesús.

Oh glorioso San Cayetano, Padre de la providencia, no permitas que en mi casa nunca me falte para la subsistencia y siempre cuente con el auxilio divino para suplir todas nuestras necesidades

Y de tu mano generosa que todo lo puedes alcanzar del Señor, una limosna te pido en todo lo temporal y humano.

Oh glorioso San Cayetano, confiamos en la providencia de Dios, y tu providencia de intercesión.

Glorioso San Cayetano, intercede por nosotros ante la Divina Providencia.

En el nombre de Jesús.

Dios de todo consuelo, Padre misericordioso, que vez en lo secreto y conoces nuestras necesidades, que alimentas a los pájaros del cielo y vistes a los lirios del campo, te pedimos, oh Señor nuestro, por intercesión de San Cayetano, que nos ayudes a vivir siempre en tu amor y en el de nuestros hermanos, y así nos otorgues la gracia de que no nos falte el pan y el trabajo de cada día.

Oh glorioso San Cayetano, confiamos en la providencia de Dios, y tu providencia de intercesión.

Glorioso San Cayetano, intercede por nosotros ante la Divina Providencia.

Te lo pedimos por Nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que vive y reina Contigo, en unidad con el Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: 3 oraciones a San Cayetano para pedir por Pan y Trabajo Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos