728x90 AdSpace

Artículos
sábado, 8 de julio de 2017

“The seasons in Quincy” o cómo recordar a John Berger

El año empezó mal. Bastante mal. El 2 de enero fallecía el escritor, crítico de arte y pintor británico John Berger. Y luego fue a peor. El 9 se iba el sociólogo Zygmunt Bauman. Dos grandes que decían adiós. Dos nonagenarios del pensamiento crítico, tan necesarios en esta época de incertidumbres, de socavones morales, de tiempos líquidos…

Detengámonos en John Berger y en el documental The seasons in Quincy, que puede verse ya en la plataforma digital filmin.es. Dividido en cuatro partes, en cuatro retratos, esta obra es un viaje hasta la villa alpina de Quincy, donde el autor de Modos de ver residía desde la década de los 70.

Allí, a ese retiro silencioso, paradísiaco, van a visitarlos algunos amigos de siempre: Tilda Swinton, Colin MacCabe…Con ellos reflexiona sobre intimidades familiares y sobre algunos de los temas que más sedujeron a Berger: los animales, la pintura, la poesía, la fotografía…

Recuerda John a su padre y también a su madre. “A la edad de cinco o seis años me aterrorizaba pensar en la muerte de mis padres”, señala en uno de sus escritos recogidos en el libro Siempre bienvenidos. John y su amiga Tilda, con la que comparte fecha de cumpleaños, recuerdan su infancia. El padre de John quería que fuera médico o economista.

Pero John fue libre. De palabra y de pensamiento. Se fue a Quincy a mirar la vida. A mirar los animales. A aprender a escuchar. “Soy novelista porque escucho”, sentencia.

Tilda escucha a John y luego leen uno de sus poemas: Autorretrato (1914-1918). “Parece ahora que estuve tan cerca de aquella guerra. / Nací ocho años después de que acabara / cuando la Huelga General había fracasado…”.

De John Berger, de su obra, de su vida, atrae su sensibilidad, su manera de mirar, su forma de cuestionar el mundo, de explicar las imágenes. De explicar la belleza. La verdad.

En el documental, que se grabó en 2015 y que se estrenó el pasado año, vemos también a Beverly, su mujer, y a su hijo Yves Berger. A Beverly le dedicó un delicioso libro tras su muerte: Rondó para Beverly, una obra llena de ternura a cuatro manos con su hijo, donde se intercalan textos de una enorme belleza e imágenes pictóricas y fotográficas.

Ahora este documental sobre Berger sirve para no olvidar su obra, su pensamiento, su arte. “El arte ha servido para mostrar al futuro lo que fue un pasado de sufrimiento”. Siempre Berger.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: “The seasons in Quincy” o cómo recordar a John Berger Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos