728x90 AdSpace

Artículos
martes, 11 de julio de 2017

El Cristo que vela por la paz entre Ecuador y Perú

Mide unos 12 metros de altura y está puesto sobre un soporte de cuatro metros. Con las manos extendidas, este Cristo Redentor está ubicado en la localidad ecuatoriana de Huaquillas, una zona fronteriza con Perú, en la provincia de El Oro.

El lugar se ha convertido en un atractivo turístico, pero al mismo tiempo está cargado de valor simbólico. Su inauguración se dio en octubre de 2010 y contó con la presencia de representantes tanto de Ecuador como de Perú. Un auténtico Monumento a la Paz que tuvo como objetivo resaltar la hermandad e integración entre ambos pueblos.

No menos significativo es que esto haya sucedido en el mismo mes donde algunos años atrás se había firmado la paz (26 de octubre de 1998) entre ambos países luego de una gran controversia territorial.  Debajo de la imagen de este Cristo Redentor, además de los escudos de ambos países, hay una enorme paloma blanca, también ícono de paz. 

A pocos kilómetros del lugar está ubicado el “muro de la discordia”, una elevación en la zona fronteriza del lado ecuatoriano que en las últimas horas generó el roce diplomático entre ambos países sudamericanos.

La situación de esta pared, que se viene construyendo desde hace unos meses, ha generado preocupación también a nivel de la población, pues se trata de una zona de fuerte tránsito de personas también a nivel comercial. Al otro lado de la frontera se encuentra la localidad peruana de Aguas Verdes, lugar de intenso movimiento y al que suelen llegar muchos ecuatorianos para trabajar.

Si bien desde el lado ecuatoriano se ha argumentado que la construcción de este muro se hace para contrarrestar el efecto de las inundaciones, además del desarrollo de un Parque Lineal donde habrá lugar a espacios verdes, ciclovías y protección del canal que separa ambos países.

Al mismo tiempo han surgido razones vinculadas al control del contrabando, entre otras.  Pero a medida que avanzan las obras la controversia continúa e incluso hubo un pedido a paralizar las obras.

Recientemente el gobierno de Perú emitió un comunicado ratificando el llamado a consulta del embajador peruano en Ecuador, Hugo Otero.

“La decisión se ha tomado teniendo en consideración que el Gobierno del Ecuador ha construido un muro como parte del denominado Parque Lineal en la franja derecha del Canal Internacional de Zarumillla, a pesar de los pedidos formulados por el Perú para que paralice la obra”, expresa el comunicado.

“Dicha construcción constituye un incumplimiento del numeral 21 del Acuerdo de Bases, que es parte de los Acuerdos de Brasilia de 1998, mediante el cual el Ecuador se obligó a dejar una franja de 10 metros al lado derecho del Canal para que ambos países pudieran realizar su mantenimiento y limpieza”, prosigue.

La respuesta ecuatoriana no se hizo esperar y también se respondió mediante un comunicado.

“El Gobierno del Ecuador lamenta la decisión del Gobierno del Perú de llamar en consultas a su embajador en Quito, fundamentando tal decisión en la negativa a paralizar una obra que ejecuta en su territorio”, expresa, al tiempo que convoca a una reunión entre cancilleres esta semana para abordar “éste y otros temas pendientes”.

Estas ideas y vueltas representan el primer “impasse” diplomático entre ambas naciones desde aquella firma de paz.

Un poco más alejado de los ruidos diplomáticos está la imagen de Cristo Redentor que en su momento sirvió como punto de encuentro entre las cancillerías de ambos países. Hoy en día, en momentos donde regresan los cruces diplomáticos entre ambas naciones, es bueno tenerla presente. Ahí está, de brazos extendidos y velando por la paz entre ambos países. Hoy más que nunca.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: El Cristo que vela por la paz entre Ecuador y Perú Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos