728x90 AdSpace

Artículos
domingo, 16 de julio de 2017

Cómo ser padres colaborativos después del divorcio

La creciente tasa de divorcios, la noción de custodia compartida y de mayor implicación de los padres en el crecimiento de los hijos han permitido una nueva comprensión de la paternidad y de la maternidad. A pesar del dolor de la separación, los ex cónyuges están unidos aún por un interés común: sus hijos.
La terapeuta matrimonial y familiar Capucine Couchet ha compartido con nosotros algunas ideas sobre cómo los cónyuges separados o divorciados pueden ejercer su paternidad conjunta de la manera más eficaz.
Es importante que tú y tu ex estéis de acuerdo en las cuestiones relacionadas con el bienestar general de vuestros hijos: asistencia médica, vacaciones, salud, escuela, actividades extraescolares. Poder contar con ambos padres da seguridad a los niños.
Les guste o no, los ex comparten aún la paternidad. En la mayor parte de los casos, ambos son legalmente responsables de sus hijos. El reto es llegar a ser una pareja que comparte la paternidad y evitar los conflictos.
Esto quiere decir que los hijos no deberían ser usados como apoyo, como mensajeros o, peor aún, como arma de chantaje. El otro cónyuge no debería ser desacreditado como padre. Una madre que dice al hijo que su padre es un incompetente, está criticando involuntariamente al propio hijo, pues en él hay una parte del padre. La crítica crea un conflicto de lealtad que daña al niño.
Los padres que piden mis consejos comprenden que sus hijos proceden tanto de la madre como del padre,  y que llevan una parte de los dos. Pero cuando los celos, la tristeza o la rabia se desbordan, esta comprensión se termina. Es muy importante comunicarse con el otro cónyuge sin implicar al hijo, y en un lugar neutral (un bar, por ejemplo).
Evitar las discusiones, usar SMS o e-mail para comunicarse con el ex. En caso de conflicto, es mejor consultar a un terapeuta para encontrar una vía de salida a la rabia, a la amargura o a los problemas persistentes que pueden obstaculizar la comunicación entre los padres e influir negativamente en los hijos.
Los ex que me consultan sobre situaciones que afectan a los niños acaban normalmente hablándome de ellos mismos y de su amargura. Mientras la relación entre los ex siga siendo precaria, será difícil para ellos convertirse en un equipo de padres positivo y eficaz, así que el primer paso debería ser intentar lograr un grado de aceptación y de perdón.
  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Cómo ser padres colaborativos después del divorcio Puntaje: 5 Reviesado por: Hermanos Franciscanos