728x90 AdSpace

Artículos
jueves, 18 de mayo de 2017

La tendencia del raw-food o comida cruda

Si te pones a observar las propuestas gastronómicas en las distintas ciudades te podrás dar cuenta que cada vez hay más lugares que ofrecen comida cruda. También hay más personas que por distintas razones, entre ellas moda, porque la practican “figuras de Hollywood” o tal vez por alguna patología, optan por cambiar sus hábitos alimentarios y comienzan a probar este tipo de alimentación.

“Raw food” (comida cruda en español) también puede ser conocida como comida crudivegana, alimentación cruda o comida viva. Sus defensores dicen que es la mejor dieta para promover y recuperar la salud para la cual el organismo humano fue “diseñado” por la naturaleza. Su idea central es crear una forma de vida responsable, consciente y en armonía con la naturaleza, sin sufrimiento animal.

Pero, ¿es así realmente? No, todavía no hay ningún estudio científico que avale que es más saludable comer todos los alimentos crudos. Hoy en día no es solo una dieta, sino una tendencia culinaria y un estilo de vida.

Esta alimentación se basa en el crudismo (alimentos crudos), y entre sus practicantes se encuentran los crudivoros (comen pescado y huevos además de los vegetales y frutas y semillas) y los crudiveganos (un estilo de vegetarianos estrictos).

Ambos solamente consumen los alimentos en su estado natural, ya sea cultivados de forma natural, o bien orgánica. La dieta es muy restrictiva porque no consumen lácteos, gluten, azucares, alimentos procesados ni alcohol y los crudiveganos tampoco incluyen en su alimentación las carnes ni huevos.

Esta dieta se basa principalmente en frutas, verduras, hortalizas, algas, nueces, semillas, brotes o germinados, flores, aceite de oliva prensados en frío y todos los productos derivados directamente de estos ingredientes tal como aceites, mantecas de frutos secos entre otros.

Para preparar los alimentos no se utilizan medios de cocción, sino procesos naturales como la germinación de granos y semillas, fermentación, deshidratación, licuados, triturado y otros procesos donde la estructura molecular del alimento no se destruye, preservando y activando el nutriente óptimo de cada alimento.

La temperatura permitida es de 42 grados C, ya que es la máxima que llega el calor del sol y permite conservar los nutrientes y enzimas del alimento.

Sí, se conservan mejor las vitaminas y minerales en los alimentos crudos que en los cocidos. Además, brindan mayor saciedad, porque se requiere de mayor masticación por lo tanto hace que se coma menos cantidad.

Al consumir gran variedad de frutas y hortalizas, así como también semillas ayuda a evitar el estreñimiento.

También, ya que al comer alimentos crudos hay mayor riesgo, por ejemplo, de toxoinfecciones, principalmente en los crudívoros.

Se puede producir contaminación en los alimentos por microorganismos o sustancias químicas, que son toxicas para el organismo, por lo que pueden interferir en los procesos metabólicos y en la biodisponibilidad de nutrientes.

En los casos de las carnes crudas el riesgo se relaciona con desarrollo de toxoplasmosis. Es muy peligrosa durante el embarazo o en los enfermos inmunodeprimidos.

En el pollo o pavo y los quesos elaborados con leche cruda no pasteurizada con menos de 2 meses de curación se pueden presentar microrganismos como Listeria o Salmonella (solo en el pollo y pavo), la listeria también afecta gravemente en el embarazo al gestante.

En el caso del cerdo puede aparecer triquinosis, el huevo crudo puede estar contaminado con salmonella, que solo se destruye mediante la cocción.

Además, también se debe tener en cuenta alguna deficiencia nutricional principalmente de la vitamina B12 ya que se obtiene solamente del consumo de productos cárnicos y lácteos.

Por lo tanto, este estilo de alimentación presenta algunas dificultades a la hora de su realización, por ejemplo, el tiempo destinado a la compra y elaboración, o también los costos más elevados por ser ecológica. Además, para realizarla se deben tener los cuidados pertinentes.

La alimentación más saludable es aquella que se basa en conocimientos científicos comprobados, que es segura, y equilibrada en nutrientes. Un ejemplo es la Dieta Mediterránea o la Dieta Dash en donde están presentes las frutas y hortalizas tanto crudas como cocidas, pero también carnes blancas, aceite de oliva, leguminosas, cereales en las cantidades adecuadas.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: La tendencia del raw-food o comida cruda Puntaje: 5 Reviesado por: El Evangelio del día