728x90 AdSpace

Artículos
jueves, 18 de mayo de 2017

Corrupción, la palabra que vuelve a indignar a Brasil

Las últimas horas fueron verdaderamente explosivas para Brasil luego de que trascendiera a través del diario O Globo una supuesta grabación de parte de los dueños del mayor frigorífico del país, JBS Friboi, con la implicación del presidente Michel Temer dando su aval a un soborno.

El caso tiene vinculación con la aparente compra del silencio del exdiputado y expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, actualmente detenido, un aliado y promotor del juicio político que terminó con la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff.    

Cunha es considerado un testigo clave en varios casos de corrupción que involucran a políticos y empresarios en Brasil, entre ello todo lo relacionado con Lava Jato, un escándalo de grandes dimensiones asociado a la petrolera estatal Petrobras.

En base a lo trascendido, el dueño del frigorífico le dijo a Temer que le estaba pagando a Cunha más de 500.000 dólares en la cárcel a cambio de que no “entregara a nadie”.

“Hay que seguir haciendo eso”, fue lo que afirmó Temer en la grabación revelada, según lo publicado por O Globo, medio que develó que el caso forma parte de un proceso de colaboración entre la justicia y ejecutivos del frigorífico, también metidos en el caso del escándalo de la carne podrida en Brasil y en procura de bajar sus condenas.  

Inmediatamente, Temer salió a negar haber aprobado tales pagos, pero quizás ya era un poco tarde. Pues, si bien estos hechos, junto a la autenticidad de las grabaciones, aún están siendo investigados, la situación –con la palabra corrupción como telón de fondo- volvió a generar una fuerte indignación tanto política como social.

Las consecuencias, de confirmarse a autenticidad de estos hechos, de momento son impredecibles y pueden ir desde la renuncia hasta el juicio político y la destitución de Temer, quien paradójicamente llegó al sillón presidencial por una situación similar vivida por Rousseff.

Desde la oposición de Brasil el pedido de renuncia ya se hizo efectivo, algo que de momento fue rechazado por el primer mandatario. Mientras que también se desató y se puso sobre la mesa de parte de otros integrantes de la oposición lo del juicio político.

Pero, lejos de que el tema se agote por acá, recientemente trascendió que el excandidato a la presidencia, senador y aliado de Temer, Aécio Néves, también fue salpicado por todo este escándalo. Este jueves fueron allanadas sus oficinas tanto en el Congreso de la nación como propiedades particulares, además de confirmarse la detención de su hermana y primo.

Una vez conocida la noticia a nivel social el repudio no se hizo esperar. En varias localidades, como San Pablo y Brasilia, diversas personas salieron a hacer ruido con instrumentos de cocina y sus vehículos al grito de “Fuera Temer” y reclamando elecciones anticipadas.

Pero más allá de Temer, la palabra corrupción vinculada a la clase política es lo que volvió a indignar al pueblo brasileño, cansado de una situación que a la postre termina generando consecuencias negativas para el desarrollo del país.

Una de las más notorias fue la de un periodista brasileño, Paulo Ap, que se hizo famoso de un momento al publicar en las redes sociales una foto que hace las veces de resumen cuasi perfecto de lo que siente el país en estos momentos.

  • Comentarios Web
  • Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su mensaje será revisado antes de publicarse. Contenido ofensivo o agresivo será eliminado. No es un sitio de debate sino de formación religiosa y evangelización.

Articulo Revisado: Corrupción, la palabra que vuelve a indignar a Brasil Puntaje: 5 Reviesado por: El Evangelio del día